Ir al contenido principal

Los Sistemas de Información Geográfica en el mundo empresarial

Los Sistemas de Información Geográfica en el mundo empresarial
Por: Alejandra Guevara (a.guevara@marteau.com.ec) y Felipe González (felipe@ideasinnovadoras.com)


1.    Introducción
Hoy en día, la información resulta tan importante que ha llegado a convertirse en un recurso económico. Dentro de la actividad empresarial, los Sistemas de Información (SI) forman parte de la infraestructura de gestión de la empresa y se han transformado en elementos de gran protagonismo en la toma de decisiones de las organizaciones (Díaz, de Liz y Rivero, 2009).

De acuerdo a Andreu, Ricart y Valor (1996:13), los SI son “el conjunto formal de procesos que, operando sobre una colección de datos estructurada de acuerdo con las necesidades de una empresa, recopila, elabora y distribuye (parte de) la información necesaria para la operación de dicha empresa y para las actividades de dirección y control correspondientes, apoyando al menos en parte, la toma de decisiones necesaria para desempeñar las funciones y procesos de negocio de la empresa de acuerdo con su estrategia”. Los SI constituyen, entonces, instrumentos que permiten ventajas competitivas para las organizaciones, dado que contribuyen al emprendimiento y la innovación (Díaz et al., 2009).

Las tecnologías de información son herramientas de implementación de los SI que sirven para administrar la base de información de los procesos de la empresa en apoyo a la planificación, diseño y ejecución de las acciones necesarias para cumplir con los objetivos propuestos (Andreu et al., 1996).

El empleo de Tecnologías de Información y de Sistemas de Información (TI/SI) pueden lograr ventajas competitivas para las empresas que las implementan. Y, en muchos casos, adquieren tal importancia que se vuelven en necesidades estratégicas para su operación. (ib., 1996).

Los Sistemas de Información Geográfica (SIG) forman parte de las tecnologías de información que están teniendo un gran crecimiento, debido a su potencial de análisis en inumerables de áreas, incluyendo la empresarial. En virtud de lo rápido que está evolucionando en el mundo, se constituye como un sistema computarizado capaz de almacenar y utilizar datos que describen lugares de la superficie de la tierra organizados a través de componentes como son el hardware, software, datos, personal y procesos (Meaden y Kapetsky, 1992).  Por medio de un SIG se almacenan datos espaciales (datos con referencia espacial) que están vinculados a datos no espaciales, llamados atributos, y que contienen información asociada a localizaciones específicas sobre la superficie terrestre.

2.    Los Sistemas de Información Geográfica y la empresa
Aunque la tecnología SIG ha sido ampliamente utilizada en las áreas de los recursos naturales, es hasta hace poco que toma protagonismo en el mundo empresarial, en especial en ámbitos como la logística, mercadeo, toma de decisiones y planeación (Azaz, 2011).

Los SIG poseen ciertas funciones que resultan de gran utilidad para satisfacer las necesidades de información en el mundo de los negocios. Entre estas funciones está la visualización espacial, el manejo de bases de datos, soporte para el análisis y toma de decisiones, así como la planeación (ib., 2011). Por ejemplo, un análisis geográfico de las ventas de determinado producto puede ayudar a enfocar las estrategias de publicidad y logística. El fin último entonces será espacializar[1] la información para analizarla con un criterio de sus distancias entre sí o entre otros aspectos.

Una forma de presentar visualmente un SIG se muestra en el Gráfico 1, en donde se agrega un criterio económico donde en un inicio no existe un retorno sobre la inversión, el cual se observa luego de un proceso de almacenamiento, procesamiento y transformación en productos se generan insumos para una toma de decisión.
  
El proceso de implementación de un SIG inicia con la planificación, que incluye la identificación de los productos o requerimientos de información espacial de la empresa. A nivel empresarial puede ser de mucho provecho si se emplea para contar con información uniforme en todos los departamentos de la empresa, lo cual permite tomar decisiones con mayor claridad de la realidad (Tomlinson, 2008).

3.    Aplicaciones SIG en el mundo empresarial
Una de las aplicaciones más interesantes con respecto a la aplicación de los SIG en el mundo empresarial es el geomarketing, que constituye una serie de métodos y técnicas de análisis espacial empleados para mejorar las estrategias de mercadeo. Este campo de aplicación ha tomado mucha relevancia en los últimos años, debido al carácter global que está tomando la competencia empresarial y a los avances en las tecnologías SIG, que permiten un mejor análisis de la información de importancia para el negocio (Moreno, 2002).

El geomarketing ayuda a identificar las zonas de mayor potencialidad en un negocio, abordando desde el punto de vista espacial los cuatro elementos del marketing-mix (producto, comunicación, distribución y precio). El geomarketing consta de cuatro elementos básicos: información estadística (censos, ventas) y cartográfica (límites, vías, localizaciones), tratamiento de la información y estudios de mercado (Yrigoyen, 2003).

Dentro de los análisis que puede llevar a cabo una empresa en el área del geomarketing, están la identificación de su área de mercado y el modelamiento espacial de la competencia.

Con respecto a la definición del área de mercado, Moreno (2002) presenta una descripción detallada y bastante completa sobre este tema:

  • Los análisis de geomarketing parten de la disponibilidad de una base de datos de clientes con su respectiva localización espacial, así como de información sobre la ubicación de los establecimientos propios u otros puntos de interés en el análisis, como por ejemplo los establecimientos de la competencia. 
  • Dentro de las actividades del departamento de mercadeo de una empresa está la identificación de su área de mercado. Esto permite conocer las zonas actuales de concentración de clientes y estimar las futuras, lo cual se realiza de manera periódica dado que es un proceso dinámico que cambia constantemente. La determinación del área de mercado resulta de importancia, ya que provee de información sobre las diferencias de la demanda desde el punto de vista espacial y, si se cuenta con suficiente información, permite modelar la evolución del área de mercado.
  • Para definir el área de mercado se utiliza el criterio de proximidad entre el punto de oferta y el de demanda. Se asume que las ventas disminuyen con el aumento del costo de desplazamiento del consumidor; por lo tanto, a medida que aumenta la distancia y la dificultad de desplazamiento (calidad de las vías, medios de transporte), disminuye el número de clientes.
  • Otra manera de realizar la delimitación del área de mercado es por medio del principio de intensidad, que calcula la proporción de ventas por establecimiento y, de esta manera, se pueden definir zonas de mayor o menor interés para la empresa (cuota de mercado).
  • Asimismo, se puede realizar una predicción del área de mercado o estimación de la demanda a futuro. Esto se lleva a cabo relacionando las variables de tasa de penetración (relación entre el número de clientes reales y los potenciales), la distancia a los establecimientos y el nivel de competencia. La tasa de penetración disminuye con el aumento de la competencia y la distancia. Con esta información la empresa puede diseñar estrategias de mercado más informadas y analizar mercados potenciales.


En cuanto al modelamiento y cartografía de la competencia espacial, ésta se realiza con el propósito de apoyar en la toma de decisiones de localización de nuevos establecimientos. El procedimiento incluye el inventario de los establecimientos de la competencia en la zona de estudio y el análisis de sus respectivas cuotas de mercado desde el punto de vista espacial (Moreno, 2003).

Asimismo, el proceso incluye la elaboración de mapas de competencia espacial, cuyos insumos involucran el cálculo de índices de la capacidad de atracción (por ejemplo: tamaño del establecimiento, trayectoria, precios) y la distancia. De esta manera se pueden identificar aquellas zonas de menor competencia que pudieran representar una oportunidad para la  localización de nuevos establecimientos (ib., 2003).

Estos análisis solo representan un pequeño ejemplo del potencial de los Sistemas de Información Geográfica en las actividades de planificación de las estrategias orientadas a alcanzar los objetivos de la empresa.

4.    Conclusiones
Poco a poco los SIG se volverán parte de nuestra vida diaria, tal como lo son ahora las computadoras. Entre más pasa el tiempo más accesible al público general se vuelven estas tecnologías. Ejemplo claro de ello es el amplio uso del programa Google Earth o el servicio de Google Maps, los cuales son utilizados ampliamente por el usuario promedio para su movilización y ubicación.

Según Mappinggis[2], hoy por hoy estamos en un tiempo en el que ya se están generando cuantiosos volúmenes de datos geoespaciales, sobre todo debido al abaratamiento de los sensores y su accesibilidad. Estas grandes redes de sensores generan informaciones georreferenciadas en tiempo real, que deben procesarse en tiempo real.

Los Sistemas de Información Geográfica cuentan con una especial relevancia en las actividades de la empresa, dado que muchos de los retos que enfrentan hoy en día están relacionados al componente espacial de sus actividades.

Los SIG son herramientas ponderosas porque permiten  visualizar la información en formas que no nos permiten los datos tabulados. Al ver la información de manera espacial, nos lleva a formular y responder nuevas preguntas, que finalmente nos permiten una toma de decisiones más informada.





[1] Presentación de la información en mapas a través de procesos de georreferenciación y/o geolocalización.

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Cómo aprendemos?

Cuando participamos de un curso, clase o cualquier proceso de aprendizaje, existe una teoría que explica cómo se da el proceso del aprendizaje de acuerdo a una teoría propuesta por Edgar Dale que se ilustra en la siguiente imagen
Los porcentajes no se refieren al 100% de lo que aprendemos, sino al 100% de lo que hacemos, por ejemplo aprendemos el 10% de todo (100%) lo que leemos, 20% de todo (100%)lo que vemos y así en cada caso.

En el ámbito de los Sistemas de Información Geográfico, he tenido la oportunidad de aprender mucho de los cursos que he brindado por lo que en conclusión, como dice la frase, el que enseña aprende dos veces. ¡Comienza a transmitir tu conocimiento! Ya sabes que un 95% de lo que aprendemos es lo que enseñamos a otros.
Para eso, quizás el siguiente post contribuye a dar esos pasos
http://www.ideasinnovadoras.com/2015/06/oferta-de-formacion.html